Los tipos de berrinches y cómo identificarlos

Los padres de familia cada vez externan su interés por educar mejor a sus hijos, sin embargo, parece ser que el área donde presentan mayor dificultad para actuar es en el manejo de rabietas o berrinches. Por ello, a través de estas líneas trataremos de ser claros explicando cuáles son los tipos de berrinches y cómo identificarlos.

Los tipos de berrinches

Empezaremos explicando el tipo de berrinche cognitivo en donde el cerebro superior es el que tiene el mando de lo que está sucediendo. El cerebro superior da la  capacidad  de controlar sus emociones y su cuerpo, de emplear la lógica y tomar decisiones acertadas. Por ello,  catalogaremos a un berrinche cognitivo como algo que el niño ha planeado para obtener algo a cambio.

Por ejemplo, supongamos que tu hijo quiere que le compres un videojuego y tú se lo niegas por alguna razón acertada, tu hijo comienza a tirarse al piso, patalear y gritar. Durante ese lapso, constantemente voltea a verte y te insiste en que se lo compres.

Por otro lado tenemos al berrinche emocional, aquel en donde el cerebro inferior toma el mando de nuestro cuerpo comandado por la amígdala. En este tipo de berrinche la amígdala bloquea el paso de información hacia el cerebro inferior y sus funciones ejecutivas, por lo que todo lo que pase a partir de ese momento no es controlado por la razón.

Por ejemplo, un niño que se está bañando, por accidente le cae jabón en los ojos. En ese preciso momento, al estar en una situación de peligro, la amígdala toma el control y comienza a gritar. La madre llega a apoyarlo, pero pareciera que el niño no entiende de razones y no deja a su mamá ayudarlo, está intratable e inconsolable.

Con lo anterior, hemos dejado en claro dos cosas. En el berrinche emocional el cerebro inferior  comandado por la amígdala toma el control de la situación y en el berrinche cognitivo, el cerebro superior y sus funciones ejecutivas tienen el mando.

¿Cómo identificar los tipos de berrinches?

Primeramente se debe aclarar que será más fácil para las personas que conocen al niño identificar el tipo de berrinche, pues le permitirá realizar mejores hipótesis de lo que está aconteciendo.

El mejor tip que podemos darles para identificar el tipo de berrinche es observar lo que está pasando en el momento, porque un berrinche cognitivo es común que sea utilizado para obtener algo a cambio, sin embargo, el berrinche emocional se presenta ante situaciones en donde el niño sufre un estrés crónico y pierde el control, probablemente teniendo dificultades para volver a encontrar la calma.

Próximamente estaremos redactando un artículo donde compartamos estrategias de intervención ante los berrinches emocionales y cognitivos.

Publicado por Raul

Licenciado en Educación Especial en el área Intelectual por la escuela Normal Estatal de Especialización del Estado de Sonora. Apasionado por el aprendizaje desde los aportes de la Neurociencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *