Los estilos de crianza infantil: ¿Cuál es el mejor?

No existe un manual como tal para criar a los hijos, ni tampoco existe una guía explicita que explique cómo ser un buen padre.  Lo que hoy en día sí sabemos es que existen diferentes estilos de crianza y gracias a las investigaciones podemos ver el resultado de cada uno de ellos y así tomar conciencia acerca de cómo criar a nuestros niños.

Diana Baumrind estudió a 103 niños de preescolar pertenecientes a 95 familias y fue por medio de entrevistas, pruebas y estudios en su hogar que midió cómo funcionaban los niños. Destacó tres estilos de crianza y describió los patrones típicos de comportamiento de los niños criados según cada estilo.

Estilos de crianza infantil

Los padres autoritarios valoran el control y la obediencia, no permiten los cuestionamientos. Intentan hacer que sus hijos se conformen, de manera rígida,  a un conjunto de normas de conducta y los castigan por violarlas. Son más despegados y cálidos que otros padres.  El resultado es que sus hijos son más descontentos, retraídos y desconfiados.

Los padres permisivos valoran la autoexpresión y autorregulación, hacen pocas demandas y permiten que sus niños controlen sus propias actividades tanto como sea posible. Consultan con sus hijos acerca de las decisiones de política y rara vez los castigan. Los padres son cálidos, no controladores y poco demandantes. El resultado es que sus hijos tienden a ser inmaduros, menos autocontrolados y menos exploratorios.

Los padres autoritativos valoran la individualidad del niño, pero también destacan las restricciones sociales. Tienen confianza en su capacidad de guiar a sus hijos, pero también respetan las decisiones, intereses, opiniones y personalidades independientes de ellos. Son padres amorosos  y aceptantes, pero también demandan el buen comportamiento y son firmes para mantener las normas. Imponen castigos limitados y juiciosos si son necesarios. Explican el razonamiento detrás de sus postoras y alentando la negociación verbal y la reciprocidad. El resultado es que sus hijos se sienten seguros de saber lo tanto que se les ama así como lo que se espera de ellos. Tienden a confiar más en sí mismos, tener autocontrol, autoafirmación, ser exploratorios y a ser felices.

¿Por qué los padres autoritativos tienden a mejorar las competencias sociales en sus hijos?

La respuesta es que establecen expectativas sensatas y normas realistas. Al imponer reglas claras y consistentes, permiten a los niños saber qué se espera de ellos. Por otro lado, los hijos de padres autoritarios no pueden tomar decisiones independientes acerca de su conducta y los hijos de padres permisivos reciben tan poca orientación que quizá estén inseguros y ansiosos sobre si están haciendo lo correcto.

Fuente: Desarrollo Psicosocial en la segunda infancia: Estilos de crianza. Diplomado de habilidades socioemocionales. IPSIE.

Publicado por Raul

Licenciado en Educación Especial en el área Intelectual por la escuela Normal Estatal de Especialización del Estado de Sonora. Apasionado por el aprendizaje desde los aportes de la Neurociencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *