La detección temprana de los alumnos con necesidades educativas especiales: un reto para la educación preescolar

La educación preescolar es el primer peldaño en el que los niños forman aprendizajes esenciales que permitirán el acceso a conocimientos cada vez más complejos en niveles educativos posteriores, con el fin de formar ciudadanos que se desempeñen como profesionistas, técnicos o en otra rama del quehacer humano, pero más que esto, desarrollar a seres autónomos.

Es por eso que la educación preescolar toma un papel importante, ya que las educadoras deben contar con competencias que ayuden a reconocer la diversidad de sus alumnos y aprovechar las riquezas que traen consigo las diferencias para hacer ambientes de aprendizajes más enriquecedores en experiencias.

Para ello, las educadoras deben ser muy observadoras para detectar los procesos de desarrollo de cada uno de sus alumnos, basándose en corrientes pedagógicas, psicológicas y en las neurociencias. Por medio de ese bagaje, es común que detecten alteraciones en el desarrollo de los niños y que los asocien dificultades de índole intelectual, comunicación, socioafectivo, sensorial o motriz.

Hasta en este momento la detección que realizó la educadora es muy importante, porque así puede realizar canalizaciones a los servicios de educación especial con el fin de brindar una atención pertinente a este tipo de población.

Sin embargo, este proceso puede verse alterado cuando las educadoras van más allá de lo que su competencia les permite, emitiendo diagnósticos de carácter clínico que inmediatamente etiquetan a los alumnos, cuando no existe un respaldo del área médica.

Esta problemática no es general, puesto que cada vez más la capacitación hacia los docentes ha tocado temas de inclusión educativa y las medidas que se deben tomar para atender a los educandos de la mejor manera posible.

Para evitar estas situaciones, se recomienda tomar las siguientes pautas:

  • Escribir en el diario de clase las conductas de aquellos alumnos que presenten un desarrollo significativamente diferente al resto de sus compañeros.
  • Si se cuenta con servicio de educación especial, es pertinente canalizar al alumno.
  • El servicio de educación especial debe canalizar al área médica en caso de que se requiera y emitir un informe detallado donde se describa el desarrollo del alumno dentro y fuera del aula.
  • Evitar emitir diagnósticos que sólo competen al área médica, porque tanto el servicio de educación especial como educadoras, no están capacitados en esas áreas.
  • Una vez emitido el diagnóstico del área médica, se deben realizar actividades de concientización con la población estudiantil, planta docente y padres de familia para reconocer al alumno por su persona y no por su condición.
  • Realizar adecuaciones para que el alumno se incluya de manera social y educativa.

En conclusión, este artículo no es para atacar a las educadoras, ya que así como se da esa situación en el nivel preescolar, también se da en educación primaria, secundaria e incluso en educación especial y en todos estos niveles, se da mínimamente, puesto que como se mencionó anteriormente cada vez los docentes están más capacitados en inclusión.

Los servicios de educación especial están comprometidos con las escuelas de educación regular para apoyarlos y en medida que los recursos se amplíen, habrá más participación en los diferentes niveles, sobre todo en preescolar, donde hay pocos servicios operando.

Publicado por Juan Carlos

Soy licenciado en educación especial y me gusta aprender constantemente y brindar mis servicios a la comunidad.

1 comentario

  1. Ojalá tod@s los educador@s tuvieran el profesionalismo de saber tratar a cada niño de manera única, no generalizar, mucho menos cuando hay algún niño fuera de lo que consideran «normal» y en lugar de buscar la manera de integrarlo lo dejan solo causándole un problema de autoestima y a la larga le cuesta mucho más integrarse en la primaria porque no le ayudaron a aprender a hacerlo en el kinder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *