Noticias Destacadas

Estrategias para que aprendan a usar las operaciones básicas los alumnos con dificultades de aprendizaje

Las matemáticas pueden llegar a ser un total dolor de cabeza para algunos, mientras que para otros un ejercicio mental satisfactorio. Las anteriores percepciones, no son más que el resultado de experiencias rígidas en la enseñanza de esta disciplina, donde no había margen de error y una única visión de entender las matemáticas, era la que tendría que gobernar para la resolución de problemas. No obstante, hay quienes tuvieron la dicha de disfrutar de obtener de lo malo, lo bueno y a pesar de ello, tener un pensamiento flexible; hubo quienes se quedaron con un mal sabor de boca, debido a la metodología que no se adaptaba a sus necesidades educativas especiales.

Pues bien, todos estamos de acuerdo en que no podemos remediar el pasado, pero sí podemos aprovecharnos de sus riquezas y adaptarlas a la enseñanza del siglo XXI, esa que pone al centro el aprendizaje de las niñas y los niños en todo el globo terráqueo. Es por eso que atendiendo a este fenómeno, en este sitio les vamos a compartir estrategias para que nuestros alumnos con dificultades en el aprendizaje de las matemáticas, pueden aprender a usar las operaciones básicas, herramientas fundamentales para la vida diaria.

 Usa situaciones contextualizadas

Aunque parezca una retahíla más del sistema educativo moderno, es en realidad un aspecto medular en la enseñanza de las matemáticas. Debido a las tecnologías de la información, la sociedad, en donde se incluyen los docentes, busca hacer su trabajo más práctico, por lo que buscan materiales que en ocasiones fueron pensados para un sector en específico y que no se adapta al contexto de los alumnos. Por ejemplo, si los alumnos viven en una zona rural, implementar situaciones problemáticas de la ciudad estaría, quizá, muy lejos de lo que conoce el niño.

Pasa lo mismo al enseñar las operaciones básicas a los alumnos con necesidades educativas especiales, debemos primeramente conocer el contexto inmediato de él, sus gustos, intereses y vivencias. Esa sin duda es una ventaja en el trabajo de educación especial, ya que al atender de manera individual o subgrupal, se les puede conocer mejor. Generalmente, los alumnos confían en sus maestros y les cuentan sus experiencias.

Usa espacios de la escuela para dar tus clases

En ocasiones es recomendable sacar a tus alumnos del aula, ya que muchos que tienen dificultades en el aprendizaje pueden tener ansiedad. Los espacios abiertos, con luz natural, plantas o simplemente con acceso a la tierra, los relaja y motiva para incluirse en las actividades de aprendizaje. Además, se puede utilizar lo que hay en el medio, como las rocas, para así enseñar a sumar, restar, multiplicar, dividir, de una manera más concreta. A su vez, dibujar los algoritmos en la tierra con los dedos, lo cual es benéfico, ya que está comprobado que el sentido del tacto brinda experiencias más significativas para el aprendizaje.

Usa música cuando estén realizando actividades

La música relaja y activa todas las zonas del cerebro. Así que si reproduces pistas que a ellos les agraden, probablemente estén más estimulados para recordar y concentrarse en la resolución de problemas y sobre todo aprender los procesos para llevar a cabo alguna operación.

 

 

Conclusión

Esperamos que estas estrategias les sirvan para que sus alumnos con dificultades en el aprendizaje de las matemáticas, tengan experiencias satisfactorias que les ayuden a enfrentarse a las diversas situaciones de la vida cotidiana.

Acerca de Juan Carlos

Soy licenciado en educación especial y me gusta aprender constantemente y brindar mis servicios a la comunidad.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*