5 técnicas de modificación de conducta que deberían usar los maestros

A lo largo de los últimos años la educación ha dado un giro en cuando a la corriente pedagógica, pasando del conductismo al constructivismo. Sin embargo, en la actualidad, considero que pueden retomarse algunas acciones del conductismo, como es el caso de las técnicas para modificar conductas.

¿Por qué modificar conductas? Esta pregunta me la han realizado varios colegas del ámbito educativo, y en ocasiones hasta me ofrecen un discurso en el que me dicen que todo esto ya es obsoleto. Sin embargo, mi respuesta va ligada al siguiente cuestionamiento: ¿tienes algún alumno que presente alguna conducta que quisieras cambiar para mejorar el aprendizaje?. Y es después de esta pregunta que se inicia un largo diálogo de los beneficios de la modificación de conducta.

Una de las ventajas de utilizar la modificación de conducta en el aula es que ayudas a alumnos particulares a eliminar conductas no favorables para su aprendizaje y a incrementar aquellas que si favorecen. Otro punto es que en la mayoría de los casos, los demás alumnos también se benefician.  Por otra parte, el modificar conducta a través del análisis conductual, es un ejercicio meramente científico.

En este artículo no nos enfocaremos en el desarrollo del Análisis Conductual Aplicado (Applied Behavior Analysis en inglés), dentro del cual se desprenden las técnicas de modificación de conducta que mencionaremos.  Si quieres conocer a fondo el tema, te recomendamos leer el artículo citado en la fuente de este post.

6 técnicas de modificación de conducta dentro del aula

Técnica de Extinción

Consiste en suspender masivamente cualquier estimulo que mantiene determinada conducta, por ejemplo, atención, aprobación o cualquier objeto que funja como reforzador. Un efecto inicial de esta técnica, es que se produce un aumento en la frecuencia e intensidad de la conducta o el aumento de comportamientos agresivos o emocionales, lo cual es denominado como brote de extinción, pero no te alarmes, es importante persistir en la aplicación, pues asegura su efectividad.

En un colegio había un niño que decía bastantes groserías dentro y fuera del aula. Todos sus compañeros se reían e iban con el reporte con el maestro. Siempre lo castigaban mandándolo a la esquina para estar solo unos minutos, sin embargo, la conducta seguía presente.  Se dieron cuenta que entre mas le prestaban atención, la frecuencia de la conducta iba en aumento, por ello, decidieron usar extinción. Cuando el alumno decía una grosería nadie volteaba a verlo, ni se reían, ni le iban con el chisme al profesor. Con el paso de las horas, el alumno cayó en cuenta que al decir groserías no obtenía atención, ni nada a cambio. Con el paso de los días la conducta fue reduciendo su frecuencia e intensidad hasta desaparecer.

Reforzamiento diferencial

Consiste en reforzar positivamente  (estimulo subjetivo) para mantener o generar una nueva conducta que sea diferente o incompatible con la que se desea eliminar. Como efecto lleva a la reducción y eliminación de conductas inapropiadas y al incremento de conductas alternativas adecuadas.

Juan era un alumno que no le gustaba permanecer sentado en su asiento de aula, o cuando lo hacía solo era por algunos segundos. El profesor le llamaba la atención constantemente lo cual no tenía el resultado esperado y distraía al resto de los compañeros. Se optó por utilizar la técnica de reforzamiento la cual aplicaron de la siguiente manera: Cuando Juan estaba parado no le prestaban atención a su conducta, pero, cuando se sentaba, el profesor inmediatamente se acercaba para darle el un pequeño dulce que era su favorito. Con el paso de los días, Juan comenzó a entender la mecánica de que le convenía estar sentado, pues cada vez que lo hacía obtenía algo placentero, por lo que la frecuencia y duración de permanecer sentado fue en aumento y la conducta de estar parado, al no tener ningún estímulo fue disminuyendo. Al paso de las semanas, el dulce fue degradándose a solamente utilizar estímulos sociales (muy bien Juan, te ves excelente sentado, lo haces muy bien, chócala amigo).

Saciación

Consiste en la presentación de un reforzador en forma tan masiva que pierda su valor. Se puede llevar a cabo haciendo que el sujeto emita la conducta que se trata de reducir en forma masiva (saciación de la respuesta o práctica negativa), o proporcionando el refuerzo que mantiene la conducta en gran cantidad que pierda su valor recompensante (saciación del estímulo). Para ello, debemos tener identificado y controlado el estímulo que refuerza a la conducta.

Nicolás es un niño con Síndrome de Down y asiste diariamente al CAM en un grupo multigrado. Desde que llega y se va de la escuela siempre está jugando y en ocasiones sus juegos molestan a sus compañeros (quitar una pertenencia para que lo persigan). Esta conducta está generando malestar en con sus compañeros de clase, ya que Nicolás no sabe cuándo parar el juego y han llegado a presentarse riñas con mas frecuencia e intensidad por lo que se tenía que modificar esa conducta. La técnica de saciación fue la que dio el resultado a largo plazo y se inició con la hipótesis de que el alumno quería jugar por el simple hecho de que era algo reforzante para él. Ahora, la estrategia fue sacar al alumno cada 20 minutos del aula y jugar a corretearlo hasta que se cansara y decidiera meterse al aula ( por lo regular duraba 3 a 4 minutos el juego). Con el paso de los días, Nicolás comenzó a jugar solamente cuando el maestro lo invitaba y cuándo volvían a entrar al aula, al estar saciado de jugar, optaba por seguir trabajando. Podría definirse el éxito de la técnica de saciación con la siguiente analogía: el alumno tenía sed de jugar y cada 20 minutos se le daba de beber un vaso de juego y ya que se llenaba la sed  jugar quedaba saciada.

Tiempo fuera (time out)

Consiste en retirar las condiciones del medio que permiten obtener reforzamiento, o bien sacar a la persona de éstas durante un período determinado, de manera contingente a la emisión de la conducta desadaptada. El objetivo es la eliminación de conductas que están mantenidas por situaciones reforzantes que no pueden suspenderse, y debe aplicarse en forma consistente aunque la persona se queje, se resista o prometa portarse bien. La zona de aislamiento debe estar lo suficientemente próxima como para poder aplicar el time out de forma inmediata a la emisión de la conducta inadecuada.

Yael diagnosticado con Autismo, es un alumno que le encantaba jugar con los bloques dentro del aula, sin embargo, constantemente arrojaba los bloques a sus compañeros causándoles daño físico. Por ello se decidió modificar su conducta utilizando el time out. Se aplicó la técnica de la siguiente manera: cuando Yael arrojaba un bloque inmediatamente se le sacaba del área de juego para que no tuviera contacto con el estímulo (bloques) y en otras ocasiones cuando retomaba la conducta, simplemente se le dejaba en el área de juegos pero se le alejaban todos los bloques sin que pudiera tocarlos. Cuando pasaba 10 segundos sin el estímulo y él se encontrara tranquilo, nuevamente se le permitía estar con los bloques. En una semana, el alumno había aprendido que no le convenía aventar los bloques, pues perdía la oportunidad de estar jugando con ellos.

Hipercorrección o Sobrecorreción

la idea central es compensar en exceso las consecuencias de la conducta inadecuada o sobrecorregir a fin de desalentar la misma. Se puede aplicar como sobrecorrección restitutiva, que consiste en que el sujeto restaure el daño que ha producido y sobrecorrija o mejore el estado original anterior al acto.

Guadalupe es una niña que cursa preescolar y constantemente realiza la conducta de tirar los objetos que le llamen la atención, por ejemplo, si ve cosas sobre el escritorio, sin importar el objeto, a la primera oportunidad los tira al suelo. La maestra se cansó de siempre bloquear esta situación o de manera proactiva no dejar nada sobre las mesas. Sin embargo, no siempre puede estarse anticipando así que decidió utilizar la técnica de hipercorrección para reducir la frecuencia, intensidad y duración de la conducta. La técnica la aplicó de la siguiente manera: cuando Guadalupe tiraba algún objeto, la maestra la tomaba de la mano y hacía que levantara los objetos y después le daba tareas extras como limpiar el pizarrón, sacar la basura, lavar algún trapo o cualquier acción que se requiriera en ese momento. Después de unos días, la conducta comenzó a reducirse hasta eliminarse después de unas semanas. La idea que plantamos en Guadalupe con esta técnica es que cada vez que realizara dicha conducta, ella tendría que corregirla y además hacer otras cosas extra, por lo que con el paso de los días llegó a la conclusión que era mejor evitar aventar los objetos de la mesa.

Como se explicó al inicio del artículo, estas técnicas fueran aplicadas con base al Análisis Conductual Aplicado, por ello recomendamos ampliamente que antes de iniciar con el uso de alguna de estas técnicas, se informen un poco acerca del modelo de análisis funcional de la conducta.

Bibliografía utilizada para el articulo

Claudia Noemí Cocimano.. 5.2. Técnicas ABA aplicadas a las conductas problemáticas de un adulto autista. En Análisis Conductual Aplicado (Applied Behavior Analysis – ABA) y autismo (33-35). Universidad de Palermo.

Publicado por Raul

Licenciado en Educación Especial en el área Intelectual por la escuela Normal Estatal de Especialización del Estado de Sonora. Apasionado por el aprendizaje desde los aportes de la Neurociencia.

3 Comentarios

    1. Que tal Angélica. El artículo lo redacté y compartí con ustedes después de casi 2 años de aplicarlo en el aula. Además, son técnicas que han sido citadas en una gran cantidad de estudios obteniendo resultados favorables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *